Archive for ‘Cachivaches’

25/10/2010

Incompatibles

“Mi” y “mujer” 

no armonizan.

14/04/2010

Réplica

Sentado sobre una roca, descansando bajo la sombra del único árbol que hay en veinte kilómetros a la redonda, mientras el rebaño pasta, el pastor piensa en vos alta. Habla con los animales, como si estos tuvieran la respuesta.

-¿porqué?, ¿porqué?, ¡diganmé!

-meeeeeee, meeeeeee – balan las ovejas.

(…vean este enlace)
14/04/2010

Compadre

Hace ya dos meses queándo

pensando en la pobrecita,

le ha crecío la pancita

y yo ni la he saludau

pues, como hemos acordado

por el rancho niaparezco

el viejo es un poco terco

y pa decirles la verdá

si por ái me llego asomar

de un tiro me deja seco.

10/04/2010

Lunes y martes

¡Gluc!
 
¡Gluc!
 
El dulce néctar,
la amarga sabia,
apaga esto que siento…
¡Gluc, gluc!…
 
Lo Saca de mi pecho,
lo Arranca de adentro
de mi corazón…
 
Me ahoga,
poco a poco….
 
Igual…
¡Gluc, gluc, gluc!
 
Salvajes olas tintas,
ENORMES,
se sacuden, remueven,
feroces.
Vienen desde el fondo
de una copa
de Cabernet Sauvignon.
07/04/2010

Margaritas

Te quiero,
haces que broten margaritas
entre medio de malezas…
mi conciencia.
05/04/2010

El que esPera desespera

Me han contado que
Del viejo y torcido árbol
Que hace décadas plantó una abuela
Crecieron peras.
 
De esperar era que suceda
Pues era un peral
Y un peral da peras.
 
Pero entre todas ellas
Ha crecido una
Que no es una pera cualquiera.
 
Es una pera negra.
Cosa extraña la naturaleza
Que hace cosas tan bellas.
 
Hoy, bajo otro añejo árbol
De tronco arrugado y triste
Yo pido peras
A un olmo.
 
Espero me las conceda.
27/03/2010

Así fue.

…requiescant in pace.

-¿Qué le pasa a los <te quiero>? Me preguntó. Sostenía la caja en donde los guardabamos.

Un <tequiero> le había dicho a otro <tequiero>:

-¡Te quiero!

Y el segundo <tequiero> le había respondido:

-Te quiero también… Pero…

Los dos nos arrimamos a la caja y nos quedamos observando, incrédulos, habían dudado, y esa no era una actitud común entre nuestros <tequiero>.

El segundo <tequiero> después de un rato le dijo al fin al primero: ¡te quiero!. A lo que el primer <tequiero> le respondió:

-Es verdad, yo tampoco sé cuanto te quiero.

Ahí nos dimos cuenta de que los <tequiero> definitivamente se habían enfermado de <noseloquequiero>.

… no pudimos hacer nada. Poco a poco fueron muriendo todos los que teníamos.

23/03/2010

me viene a la memoria

Vos sabes,
ya no están.
¿Donde están?
¿Vos sabes?
 
¿Quienes son?
¿Cuantos más?
Muchos son
¿Los buscas?
 
Estos son,
no olvidar,
¡No olvidar!
Eso son.
21/03/2010

Dos Décimas Bélicas

Sopla el viento carroñero,
es un desierto hostil,
por mas que lleva un fusil,
teme un tiro certero.
Hace un frío fulero,
y los dedos se le parten,
aunque odia que lo manden
cumple orden del sargento.
No va feliz ni contento,
tiene miedo que lo maten.
 
Cuerpo a tierra va sagaz
a la trinchera vecina,
cauteloso se aproxima
a pedirle al cabo Paz:
-Me han mandado nada más
a buscar yerba pa´l mate.
Aunque suena a disparate,
el riesgo tiene sustento,
a todo su regimiento
calentará con el mate.
20/03/2010

Culinario

En un papel de cocina
Se me ocurre escribir un poema
Mi corazón esta lleno de penas
Pero además me crujen las tripas.
 
Mientras lo pienso pongo en la olla
Ajo picado y morrón
Y lloro como un maricón
Mientras pico la cebolla.
 
Mientras rehogo la mescoleta
Lleno la copa de vino
Este amor ya está perdido
Pienso y corto panceta.
 
Echo un caldo y las legumbres
Y revuelvo con la cuchara
El dolor poco a poco para
Quizá no era amor, sino costumbre.
 
Rodajas de longaniza
Y huevo duro picado
Este poema esta terminado
Por comer yo tengo prisa.
 
Pocas cosas se asemejan
Al amor verdadero
Y su “te quiero” vale menos
Que este guiso de lentejas.
06/03/2010

Al/en Pedalín

-Vos  Lidia sos mandarina y tortilla. Y vos Facundo sos chorro, maraca, traba, botón, zapato, lenteja, zoquete, salame y un perro… y me quedo cortina.

-¿y bocina?

 -¡Naranja!

-Dejalo Facundo, vamos, es un pancho.

03/03/2010

Mozo Atrevido

-Escúcheme bien, ¡no joda!, ¿que azúcar ni que azúcar?

Le dice el mozo al cliente mientras sostiene debajo de su axila la bandeja plateada y agita la servilleta que sostiene en la otra mano como si estuviese limpiando el aire con un plumero.

 -El café es como la vida, un tanto amargo. Usted se lo va a tomar así como se lo sirvo. Si quiere algo mas dulce me hubiera pedido un capuchino ¡que carajo!

 El cliente ha quedado anonadado y lleno de vergüenza, todas las vistas del bar están fijas en su mesa. Luego mira al mozo que sigue gesticulando y mirando hacia arriba como miran los grandes filósofos cuando piensan, cavila. El mozo clava su mirada en los ojos pasmados del cliente y finaliza.

 -¡Rapidito me lo toma que se enfría! ¡Y se me deja de darle tantas vueltas a la cuchara!

21/02/2010

Adivinanza…

Muda,
Fría,
Oscura…

                       (La soledad)

21/02/2010

Todo es hoja y palabra

En esta hoja pondremos
cada uno lo que siente.
Primero yo unas palabras
y luego vos las siguientes.

Quizás yo ponga mis celos
y vos digas “el miente”
pero al fin, será nuestro cuento
lo que la gente interprete.